Tatoma reafirma su futuro sostenible con su nueva instalación fotovoltaica  

instalación fotovoltaica Tatoma

Tatoma, la empresa dedicada a la fabricación de maquinaria agroganadera e industrial, entre otras cosas, sigue con su trayectoria hacia un futuro sostenible. Para cumplir la misión, Tatoma confía su planta solar a Enertika mediante el modelo de negocio Energy as a Service (EaaS) que facilita el acceso al autoconsumo fotovoltaico industrial. ¿Cómo? Garantizando todas las fases del proceso de ejecución de la instalación incluyendo su continuidad, y, por ende, su mantenimiento y su producción mediante sistemas de gestión energética 

Mientras que Tatoma se reafirma en sus objetivos de Calidad y Medio Ambiente y se compromete con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, Enertika se encarga de que dicha transición energética cumpla con su otro cometido: la competitividad empresarial mediante la producción de energía verde.
Después de esta breve introducción, ¡ha llegado la hora de ir al grano! 

Autoconsumo fotovoltaico industrial en cifras 

Para entender el concepto de autoconsumo fotovoltaico industrial, hoy nos bastará con unos cuantos datos (fáciles de entender, por supuesto). Partimos de que el servicio que Enertika ofrece a Tatoma es integral, como hemos comentado anteriormente. Dicha planta solar fotovoltaica de autoconsumo sin excedentes, bajo la modalidad de garantía de producción fotovoltaica, se deriva de una potencia instalada de 178 kWp.  

¿Cómo es la instalación? Más de 330 módulos fotovoltaicos y dos inversores de 110 kWn y 50 kWn. Sin tantos rodeos: mediante esta planta solar, Enertika garantiza una producción de energía verde de 250 MWh anuales, aproximadamente. De esta manera, Tatoma consigue cubrir casi el 40% de la demanda energética de su industria 

planta solar tatoma

Mejora continua de la producción de la instalación fotovoltaica 

Ahora, hablemos de gestión energética, ¿en qué consiste? En resumidas cuentas, Enertika hará un seguimiento de los parámetros energéticos de la producción de fotovoltaica que permitirá a Tatoma alcanzar el máximo rendimiento de su planta solar. Es decir, mediante W-manager (software de Wattabit, start-up del grupo Enertika) monitorizamos los activos energéticos y conseguimos detectar las anomalías de la instalación a tiempo, y por ende, actuar cuanto antes. 

La finalidad de todo es conseguir una mejora continua de la producción de la instalación para alcanzar la potencia pico. La gestión energética que planteamos consiste en una combinación del hardware Smart Energy Management y el software W-Manager que permite el acceso a la información tanto a Enertika como a Tatoma. Es decir, mientras que el hardware se encarga de medir los activos energéticos de la planta solar fotovoltaica, junto a la cual está instalado, el software recibe dichos datos y la traduce en información centralizada sobre los parámetros al cliente, para así, poder hacer un seguimiento constante.  

Y, ¿qué ventajas tiene la gestión energética de la planta solar? Más allá de la tranquilidad de nuestro cliente y los beneficios comentados anteriormente, debemos mencionar el desempeño energético. Es decir, la materialización del espíritu de Enertika, la mejora continua de eficiencia energética de los procesos de forma sistemática mediante, reportings automáticos, auditorías energéticas y la digitalización de los activos. 

Enertika tienen un objetivo; demostrar que alcanzar una transición energética justa y competitiva es posible. Y nada es más efectivo que predicar con el ejemplo. Así que esta muestra es para todas las PYME dispuestas a dar el paso. Creemos que no hay mejor incentivo que asegurarte que todo saldrá bien, que no se necesita una gran inversión inicial, Enertika lo hace por ti. A lo mejor no te hemos convencido, pero por si acaso, te dejamos aquí nuestro contacto. 

Date:
Tags: